Piel normal

La piel normal es una piel que no tiene irregularidades e imperfecciones aparentes. Es suave al tacto, tiene una tez bastante uniforme y tiene un nivel equilibrado de hidratación y sebo. Su textura de la piel es regular y sus poros son apenas visibles.